ediciones workshop19                                                                           Elija su idioma »

 

TALLER TUNECINO DE CREACIóN

 

Noticias
Jueves Octubre 18, 2018

La palabra del editor
25
Ago 2013
PDF
Imprimir
Correo electrónico

Escrito por W19

“En general, creo que sólo debemos leer libros que nos muerdan y nos arañen. Si el libro que estamos leyendo no nos obliga a despertarnos como un mazazo en el cráneo, ¿Para qué molestarnos en leerlo? ¿Para que nos haga felices, como dices tú? Cielo santo, ¡Seríamos igualmente felices si no tuviéramos ningún libro! Los libros que nos hacen felices podríamos escribirlos nosotros mismos si no nos quedara otro remedio. Lo que necesitamos son libros que nos golpeen como una desgracia dolorosa, como la muerte de alguien a quien queríamos más que a nosotros mismos, libros que nos hagan sentirnos desterrados a las junglas más remotas, lejos de toda presencia humana, algo semejante al suicidio. Un libro debe ser el hacha que quiebre el mar helado dentro de nosotros. Eso es lo que creo”.

 Carta de Franz Kafka a Oskar Pollak 1904, citada por Alberto Manguel en Una historia de la lectura

           

Con la publicación de su primer libro en árabe, las ediciones workshop19 inician el segundo capítulo de su joven historia. Tras varios meses de búsqueda, de lecturas y de conversaciones, hemos decidido comenzar nuestra actividad como editores arabófonos publicando una recopilación de diez relatos cortos de Farouk Ferchichi, joven ingeniero y bloguero que escribe principalmente en árabe literario al tiempo que inyecta árabe dialectal tunecino en los diálogos de sus personajes.

Este recopilatorio, titulado Passer la ligne (Atraversar la línea), puede suponer el comienzo de una nueva época de la literatura tunecina en lengua árabe: el periodo tras la dictadura que no es aún la democracia. En una sociedad en ebullición, que busca su camino, la literatura escrita tiene un papel que desempeñar. Primero, un papel de espejo, enviando a la sociedad una imagen de sí misma que lleve a los lectores a interrogarse y a reflexionar a partir de la sorpresa, de la diversión, del asombro, del “shocking” que la lectura suscita.

Luego, un papel de turoperador, acompañando al lector en un viaje de etapas inesperadas, desconcertantes, en las que se descubrirá a sí mismo a partir de un hecho, de una descripción, de una peripecia, de un personaje, en suma, de un detalle del relato surgido de la imaginación del autor.

A continuación, un papel de multiplicador de vidas. Al leer las aventuras de personajes imaginarios, puedo identificarme con ellos, ponerme en su lugar, soñar que lo ocupo, en resumen, considerar que yo mismo cambio de vida.
Por último, un papel de catalizador. Todo escritor es previamente un lector. Es al leer sobre todo cuando se siente la necesidad de escribir. Esperamos, pues, que nuevos autores y autoras surjan entre nuestros lectores y lectoras, mordidos y arañados por los relatos de Farouk Ferchichi. Estamos a su disposición.

FG/RBF, 16/8/2013

Traducción de María José Hernández Guerrero

Mots-clé:Farouk Ferchichi  Littérature arabe  Tunisie  

 
30
Oct 2012
PDF
Imprimir
Correo electrónico

Escrito por W19

Fausto Giudice, Túnez, 21 de octubre 2012 - Ya está, ¡workshop19 existe! Ha sido necesario un año para que este proyecto se convierta en realidad con la publicación de nuestro primer libro. La realización de este proyecto ha costado mucha sangre, sudor y lágrimas, pero lo hemos conseguido. Parafraseando a Napoleón, se podría decir: "المستحيل موش كلمة تونسية " [al mosta7il mouch kilma tounssiya-Imposible no es una palabra tunecina].

El 5 de enero de 2011, mientras aun vivía en Francia, supe que a Ben Ali no le quedaba mucho tiempo cuando tuve noticia de que, tras la muerte de Mohamed Bouazizi, coincidente con la vuelta a clase en colegios y universidades, alumnos y estudiantes se ponían en huelga por todo el país. Me preparé, pues, para volver al país en el que había crecido y que no había podido pisar durante los 23 años de la dictadura.

Al volver a Túnez, con el transcurrir de los meses descubrí una sociedad en plena efervescencia, pero afectada de graves enfermedades. De esas enfermedades, la más seria me parece que es la ignorancia. Una ignorancia cultivada y mantenida por el poder durante décadas.

El libro es una de las herramientas que permite combatir la ignorancia. El gran poeta español Federico García Lorca lo expresó mucho mejor de lo que yo sabría hacerlo. Esto es lo que declaró durante su discurso de inauguración de la biblioteca pública de su localidad natal, Fuente Vaqueros (Granada), en septiembre de 1931: 

Medio pan y un libro 

Locución de Federico García Lorca al Pueblo de Fuente de Vaqueros (Granada). Septiembre 1931.

« Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere no se encuentren allí. « Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre », piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aquí honrado y contento de inaugurar esta biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan ; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos. Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan. Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros ?

¡Libros ! ¡Libros ! Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir : « amor, amor », y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras.

Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita ; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía : « ¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera ! ». Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua : pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón. Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser : « Cultura ». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz.

 

 


 

 

 

calendrier W19

October 2018
S M T W T F S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

Recevez nos actualités

Statistics

Usuarios registrados : 4
Contenido : 84
Enlaces : 6
Clics de vista de contenido : 1747158

défaut de fabrication

pile livres